Blogia
THE OMAR HERALD

Yo pisaré las calles nuevamente...

Yo pisaré las calles nuevamente...

Si hay una fecha triste para todos los pueblos del mundo es el 11 de Septiembre de 1973. Un gobierno legítimo, el de la Unión Popular, que había arrasado en las urnas en noviembre de 1970, con un líder ejemplar, Salvador Allende, fue arrancado del poder por un golpe militar ideado, financiado y dirigido por Estados Unidos, dejando miles de muertos y desaparecidos.

 

Cuales fueron sus principales pecados: Nacionalizar las empresas Gran Mineria del Cobre y la Compañia de Teléfonos; realizar una Reforma Agraria que significó la liquidación del latifundio; darle impetú al programa habitacional que elevó la construcción de viviendas de 39.000 a 79.000 anuales; llevar la participación de los trabajadores a un 59% del Producto Bruto Interno. Hoy, que tanto se habla de la saludable economía chilena, de sus acuerdos de libre comercio, del aumento incesante de las exportaciones, la participacion de los asalariados en el PBI es de apenas el 33%.

 

 

Chile mostraba un camino, pero el Imperio más brutal que conoció la humanidad, no toleró ni tolerará que nuestros paises dejen de ser sus colonias.

 

Ellos proclaman democracia y libertad, pero su democracia y sus recetas económicas solo producen analfabetismo, embrutecimiento, desnutrición, miles de niños que mueren sin atención sanitaria, desocupación y tantas otras miserias. En Latinoamérica esta es la regla. Pero en matemáticas, nos enseñaron que toda regla tiene una excepción y en este caso se llama Cuba Socialista.

Quisiera rendir homenaje a Salvador Allende, recordando una canción que escribió en 1974, el trovador cubano Pablo Milanés

Yo pisaré las calles nuevamente
de lo que fue Santiago ensangrentada,
y en una hermosa plaza liberada
me detendré a llorar por los ausentes.

Yo vendré del desierto calcinante
y saldré de los bosques y los lagos,
y evocaré en un cerro de Santiago
a mis hermanos que murieron antes.

Yo unido al que hizo mucho y poco
al que quiere la patria liberada
dispararé las primeras balas
más temprano que tarde, sin reposo.

Retornarán los libros, las canciones
que quemaron las manos asesinas.
Renacerá mi pueblo de su ruina
y pagarán su culpa los traidores.

Un niño jugará en una alameda
y cantará con sus amigos nuevos,
y ese canto será el canto del suelo
a una vida segada en La Moneda.

Yo pisaré las calles nuevamente
de lo que fue Santiago ensangrentada,
y en una hermosa plaza liberada
me detendré a llorar por los ausentes.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

Zenia -

Omar.
Ya resolvì mi despiste acerca del enlace. ¡Cuànto significa una pleca¡

Mirta -

Mientras no olvidemos y transmitamos a las generaciones que nos sucederan estos hechos de la historia, la esperanzadora y hermosa cancion de Pablo, se hara realidad.

Zenia -

Esa hermosa canción de nuestro PaBLO miLANÉS es un himno de esperanza.
El golpe de estado en Chile es una réplica de la historia de este continente- el imperio lo ve como su traspatio_
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres