Blogia
THE OMAR HERALD

La mentira consumada

La mentira consumada

Desde que el 10 de diciembre asumió Cristina Fernández la presidencia de la Nación, los Estados Unidos no quieren perder ni un minuto en acorralar a su gobierno y en tratar de meter una cuña en la relación con Venezuela.

A tan solo 48 horas, se produjo la detención de 3 ciudadanos venezolanos y uno uruguayo acusados de ser agentes secretos de Venezuela. Fueron emboscados por el empresario venezolano Guido Antonini Wilson, con cámaras y micrófonos provistos por el FBI. Conviene recordar que Antonini fue la persona que llegó a Argentina el pasado 4 de agosto con una valija conteniendo 800.000 dólares en un vuelo contratado por la empresa estatal ENARSA. En el mismo vuelo viajaban el presidente de la empresa Exequiel Espinosa; el titular de OCCOVI Claudio Uberti; su secretaria Victoria Bereziuk y Daniel Uzcategui Speech, hijo del vicepresidente de Petróleos de Venezuela S.A. Aparentemente Uberti fue el que autorizó la entrada de Antonini al avión, por sugerencia de Daniel Uzcategui.

Antonini se marchó de Buenos Aires el 7 de agosto con destino a Montevideo y posteriormente regresó a Miami, su lugar de residencia. La primera mentira que se lanzó es que Antonini pertenecía a la comitiva oficial de Hugo Chavéz. Cuando esto quedó desbaratado tuvieron que recurrir a otras infamias. En su nueva declaración ante la Fiscalía de Miami, aseguró que el dinero era para la campaña electoral de Cristina Fernández, con lo que agregó un dato muy valioso en la estrategia comunicacional del Imperio: Chávez a través de sus petrodólares se inmiscuye en las políticas internas de terceros países. Y así como financia a Cristina Férnandez, también lo hace con Evo Morales, con Rafael Correa, con Daniel Ortega, y próximamente seguramente se pondrán de manifiesto sus relación con las FARC, con la ETA y ya que estamos, con Al Qaeda.

Otro clave muy interesante de esta avanzada mediática es la noticia que se conoció ayer de que Antonini Wilson estuvo en la Casa Rosada el 6 de agosto durante la firma de dos acuerdos energéticos entre los presidentes Néstor Kirchner y Hugo Chavéz. Esta denuncia fue realizada por Victoria Bereziuk, la ex secretaria de Uberti. No hay ninguna prueba, ni fotografía ni filmación que lo haya registrado durante el acto, sin embargo para los medios de comunicación argentinos ya está confirmado. Y para la oposición también. La máxima dirigente del ARI Elisa Carrió, aseguró al diario Clarín que "El problema no es ahora «manden al prófugo», sino «por qué el prófugo estaba en la Casa Rosada»", y agregó: "[Antonini] no se fugó, lo fugaron de la Argentina. Estuvo en la Casa Rosada, en distintos actos. Estados Unidos no tiene nada que ver". Muy claro el mensaje: Antonini es el nexo de la corrupción entre Caracas y Buenos Aires, y Estados Unidos, solamente se limita a dar a luz la verdad.

Si ahora Antonini realizó un trabajo de inteligencia para el FBI ¿Por qué no podemos pensar que siempre trabajó para los servicios de inteligencia del Imperio y que la llegada de la valija fue el primer capítulo de esta novela? No hay que ser ingenuos: Estados Unidos apelará a todo su arsenal comunicacional, de inteligencia, económico, y si es necesario militar para destruir a la Revolución Bolivariana. Ejemplos no daré, porque no me alcanzaría el espacio para enumerarlos. Pero es tradición Imperial destruir a todo gobierno que intente tomar un camino independiente. Y en eso no hay diferencias entre republicanos y demócratas. Son políticas de Estado.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres