Blogia
THE OMAR HERALD

“Lo esencial desde el principio era crear una oposición e inflarla con la propaganda”

“Lo esencial desde el principio era crear una oposición e inflarla con la propaganda”

 

Entrevista a Ricardo Alarcón Quesada, presidente del Parlamento Cubano

 

Por Oliver Zamora Oria (*)

 

-En 1991, el gobierno de los Estados Unidos desclasificó un grupo de documentos referidos a Cuba durante el período de 1958 hasta 1960. Uno de esos textos constituye el origen de la más reciente campaña mediática contra la Isla.

-Este enorme libro se publicó por el Departamento de Estado en 1991. En la pagina 850, el documento 481 es el Programa de acción encubierta en contra del régimen de Castro, como ellos le llaman a la Revolución Cubana. La mayor parte del texto está tachado, o sea, es aún secreto, pero voy a leer lo que dicen estas tres líneas: El primer requerimiento es la creación de una oposición cubana al régimen de Castro y el segundo es desatar una poderosa ofensiva de propaganda en nombre de esa oposición para realzarla.

Según aparece aquí, el Programa de acción encubierta tiene cuatro párrafos fundamentales. Algo del primero y el segundo están desclasificados, el tercero y el cuarto son aún secretos. ¿Qué diablos habrá ahí? En otras palabras, este documento vale más por lo que no dice, que por lo que dice. Según ellos hay mucho más contenido del programa encubierto que no fue desclasificado, pero lo que dice es muy revelador. La base de todo el plan es crear una oposición y en segundo lugar una poderosa ofensiva de propaganda para levantarla. ¿No te suena familiar? Hablamos de marzo de 1960

Es muy interesante ver lo que pasó cuando se discutió este documento en la Casa Blanca. El presidente Eisenhower le hizo jurar a todos los presentes (miembros del Consejo de Seguridad Nacional) que nunca reconocerían haber conocido lo leído y escuchado; pero al día siguiente el presidente llamó al director de la CIA y lo instruyó a que nunca más llevara documentos sobre las operaciones encubiertas contra Cuba a las reuniones del Consejo de Seguridad Nacional. Solo hablarlas directamente con él. Conclusión: ni Dios sabe cuántas otras cosas están ocultas. Pero lo esencial desde el principio era crear una oposición e inflarla con la propaganda.

-¿Fueron estos los primeros planes encubiertos del gobierno de Estados Unidos contra Cuba?

Recuerda cuando el Padre de la Patria escribió que el secreto de la política norteamericana es apoderarse de Cuba; eso está en un mensaje a la emigración cubana en Nueva York, sobre la importancia de la solidaridad del pueblo norteamericano, pero les recomienda la vigilancia frente al gobierno.

¿Por qué llega a esa conclusión? España artillaba sus barcos en Estados Unidos, utilizaba los puertos norteamericanos para organizar el bloqueo contra Cuba. Así impidieron la ayuda de los emigrados a los patriotas en la isla y el avance del oriente a occidente.

Los patriotas tenían que afrontar la persecución y la prisión. En varios documentos que presentó ante el Congreso, el presidente Ulises Grant insultó y amenazó a los emigrados cubanos, afirmando que le impondrían los mayores castigos si intentaban hacer algo contra su aliada España.

Con Martí se va a repetir lo mismo. Recordemos La Fernandina y los insultos. Los cubanos y los latinoamericanos deberíamos releer a cada rato el artículo Vindicación de Cuba.

Siempre Estados Unidos trató de aplastar y reprimir a la emigración cubana que fue muy importante, sin embargo, a partir de 1959 se dedican a organizar a los batistianos. Parte de este plan también es organizar grupos de exiliados cuya principal función será servir de cobertura a la actividad opositora dentro de Cuba.

La historia de Estados Unidos con relación a Cuba es la de un país agresor que siempre ha tratado de aplastar a esta nación y además la ha despreciado. Lo dijo en su tiempo Céspedes, lo dijo en su tiempo Martí, el cubano que mejor conoció a Estados Unidos, que vivió gran parte de su vida allá.

-¿Por qué un documento tan secreto se da a conocer casi cuarenta años después?

-Recuerda la fecha. En 1991 era un hecho el derrumbe del campo socialista; muchos estaban convencidos de que la Revolución Cubana tenía sus días contados. Como esperaban el desplome comienzan a publicar informaciones que son disponibles hoy para cualquiera.

-La lógica indica que cuando una estrategia no da resultados se cambia. ¿Por qué no ha sucedido eso con la política de acción encubierta contra cuba después de cincuenta años?

-El poeta mexicano Octavio Paz, que no era hombre de izquierda ni simpatizante de la Revolución Cubana, una vez definió la política norteamericana con dos palabras: arrogancia e ignorancia. Pero esa combinación los ha llevado a persistir en políticas y actitudes fallidas.

Cuba es una pequeña isla ambicionada por Estados Unidos desde los fundadores de esa nación, que nos consideraron siempre como una colonia, como un súbdito. Eso está comprobado en la historia desde Jeferson hasta Obama, porque cuando Obama pide que Cuba sea de una u otra manera, está actuando como si fuera el dueño de este país.

Jeferson quería apoderarse de Cuba. Murió después de dejar la presidencia mandándole cartas a su sucesor insistiendo en el tema. La Florida no pertenecía aún a los Estados Unidos cuando ya dicho presidente consideraba que había que agregar Cuba a los nacidos en Estados Unidos. La consideraron clave desde el principio. Eso es un dato parte de nuestra historia que no podemos olvidar.

-Sin embargo, los planes de Estados Unidos contra cuba nunca lograron ser tan “encubiertos”

-Sí, pero fíjate como se empeña en ocultarla, porque te hablan del tema como si fuera entre cubanos en el que ellos no tienen nada que ver.

No hace mucho las Damas de Blanco reconocieron que Santiago Álvarez, un terrorista confeso que acaba de salir de la cárcel, les envió un cheque estando en prisión; porque la CIA y la AID también le dan recursos a algunos grupos contrarrevolucionarios para que se encarguen de enviarlos a Cuba.

Recibir o dar recursos financieros a un terrorista es un delito terrible en Estados Unidos. Pero Santiago Álvarez no es musulmán, no tiene origen árabe y por lo tanto puede hacer todas esas cosas.

Hace poco cualquier norteamericano de la Florida pudo ver la marcha en apoyo a estas señoras que les gusta tanto transitar por las calles de La Habana. Posada Carriles no se escondió, se vistió también de blanco en apoyo a la “disidencia” cubana.

El año pasado se publicó un informe de la AID sobre la necesidad de ser más cuidadosos en los datos presentados para cubrir a sus fuentes, porque eran actividades ilegales, pero aún así, se sabe que hay una partida del presupuesto de la Agencia para esto. Existen motivos para convencerse de que existen partidas más importantes, pero que no se saben por ser parte de las actividades encubierta que Eisenhower pidió mantener bajo silencio.

Hay una discusión en Washington sobre eso. Hace unos meses se publicó un informe criticando algunos aspectos de la ejecución del presupuesto de la AID. Como ocurre entre los delincuentes, parte de esos fondos lo utilizaban algunos vividores en Miami en lugar de enviarlo a sus agentes en Cuba.

¿Qué se discute ahora? ¿Poner fin a esa injerencia? No. Se discuten las medidas que se deben tomar para que el dinero llegue de manera más eficiente. Es un secreto a voces que la prensa conoce perfectamente bien, saben también que hay un plan, que hay instrucciones. Como dijo Noam Chomsky, la principal característica de las corporaciones mediáticas es la disciplina; nunca se equivocan en seguir las líneas fundamentales. Pueden aparentar disensiones, pero en lo fundamental siguen el trillo que se les indican.

-Esa disciplina es evidente por estos días, cuando se publica tanto sobre las Damas de Blanco y los supuestos presos políticos. ¿El objetivo en este caso será darle a estos grupos la legitimidad que no encuentran en la población cubana?

-Puede tener varios objetivos. Uno de ellos encaminado a dañar las relaciones de Cuba con el mundo exterior, tratar de debilitarnos en ese terreno donde han tenido grandes derrotas

Hay un tema que quiero resaltar. Esos medios que se desbocan hablando contra Cuba y a favor de los supuestos presos, mantienen un silencio sepulcral ante el caso de nuestros cinco compañeros presos en Estados Unidos. Mientras eso sucede, todos los medios de prensa norteamericanos hablan ahora sobre la situación de estos mercenarios pagados durante cincuenta años con el dinero de los trabajadores y los empresarios estadounidenses ¿Tienes una idea de cuanto habrán gastado en cincuenta años, sin control y sin auditoría? Recordemos que a la CIA nadie la audita.

Yo creo que busca ante todo dañar la imagen de Cuba, tratar de falsificar lo que realmente significa la Revolución Cubana, y no nos engañemos, no es porque ellos estén viviendo en un jardín de rosas, sino porque el sistema y la filosofía política que prevalece en Estados Unidos están en crisis.

Es una indecencia hablar de la desgraciada muerte de Zapata como si fuera una responsabilidad de Cuba. A ese señor nadie lo obligó a declararse en huelga de hambre. No era un preso político, no estaba en la famosa lista que todos los medios tienen y explotan constantemente. Lo incorporan como disidente cuando descubren que podían convertirlo en un instrumento para su campaña. Desgraciadamente perdió la vida.

¿Cuántas vidas ha salvado la Revolución? ¿Cuántas vidas ha ayudado a salvar aquí y fuera del mundo? Posiblemente sea Cuba el país que más dignifique a la vida, que más respete la vida, que más ayude a la gente a vivir.

Yo diría que aquellos que alientan y ensalzan a los que se han prestado a esta operación mediática contra Cuba, son responsables por las vidas de esas personas, por la del señor Zapata y por cualquier otra que se produzca.

-Sorprendió ver el silencio de la prensa internacional, cuando la Televisión cubana trasmitió un reportaje desmontando las mentiras en torno a la muerte de Zapata.

-Por eso te digo que tienen responsabilidad con la muerte. Creo que es lamentable que ese señor haya muerto, me parece absurdo.

Comprendo qué puede haber funcionado en su mente. Por sus antecedentes penales no le pueden dar una visa a Estados Unidos, sin embargo, en cuanto asume la condición de disidente pasa a ser un héroe y se limpiaba su expediente delictivo. Quizás eso, acompañado por la propaganda que recibía, lo alentaba a persistir.

Yo he visto cosas que realmente harán hablar las piedras, como decía el Quijote. El señor presidente del Parlamente Europeo hizo una declaración pidiéndole a Cuba que pusiera en libertad a los presos políticos, especialmente a Fariñas, que aún se mantiene en huelga de hambre.

Fariñas estaba en su casa y en algún momento fue trasladado al hospital con su consentimiento y el de su familia. Algunos periodistas más objetivos fueron a entrevistarlo allá en Santa Clara y describen como saludaba a las personas, veía televisión, leía el periódico Granma, hablaba por teléfono con cuanta persona lo quisiera llamar. Tiene al pie de la cama una enfermera las 24 horas del día.

En una de esas entrevistas Fariñas dijo que recibía un trato de excelencia en el hospital donde está, que todo el mundo lo conoce. No te olvides que esa es la huelga de hambre número 23. Ahora, presentarlo como un superhéroe es una forma de estimularlo a que se mantenga en su posición.

Recordemos a la famosa Dama de Hierro, la señora Margaret Thatcher, cuando aquellos combatientes irlandeses que eso sí eran presos políticos porque luchaban por la independencia de su patria, se declararon en huelga de hambre. Ella dijo allá ellos, si escogieron no comer que no coman y todos murieron sin tanta publicidad, sin tanta llamadera por teléfono, sin ninguna declaración del Parlamento Europeo. Todavía está por producirse la primera declaración de esa institución autocriticándose por haber callado frente a la muerte de los irlandeses.

-¿En el caso de Europa es solo doble rasero? ¿No persiste allí la mentalidad de metrópolis y el desprecio por esta parte del mundo?

-Francamente metrópolis bien segundonas. La posición común de Europa no es más que un acto de subordinación a los norteamericanos y una cobardía. La Ley Helms Burton fue una bofetada contra Europa y el resto del mundo al imponer castigos ilegales contra empresas europeas. Europa protestó, se rasgó las vestiduras, amenazó con llevar el asunto a la Organización Mundial del Comercio y lo llevó… pero nada más por un ratico.

Estados Unidos presionó y llegaron a un entendimiento. Washington les dijo durante la presidencia de Clinton que iba a considerar la posibilidad de modificar algunos aspectos de la ley y han pasado ya quince años y no han modificado ni una coma. A cambio de eso Europa cooperaría con Estados Unidos en la promoción de la “democracia” y los “derechos humanos” en Cuba. Esa es la esencia de la posición común.

Dos veces al año el presidente de Estados Unidos tiene que emitir una comunicación para que no comiencen los juicios contra las empresas que invierten en Cuba, porque es parte de la Ley Helms Burton. Dos veces al año, Clinton, Bush y ahora Obama certifican ante el Congreso que es conveniente suspender el inicio de esos juicios porque garantizan la cooperación europea para cumplir sus objetivos en Cuba. Europa ha sido y es cómplice subalterna de la política norteamericana contra Cuba.

-¿Qué le sucedería a alguien que estuviera en huelga de hambre en Estados Unidos, entrara en crisis y fuera a un hospital?

-Tendría un gran problema porque lo primero que tienes que hacer en un hospital de Estados Unidos es pasar por la oficina en la que tienes que explicar como vas a pagar tu atención. Tendría que mostrar tu seguro y por supuesto la categoría de huelga de hambre no se cubre en ninguna parte. En Estados Unidos muere mucha gente de hambre sin querer pasar hambre y a quien se le ocurra esa locura no le van a dar un suero en ningún hospital.

Aquí se hace con estos personajes ¿Quién lo hace? El único pueblo del mundo que es objeto de una guerra económica que incluye la prohibición de que empresas norteamericanas nos vendan fármacos y equipos médicos. A pesar de eso este país mantiene un sistema de salud que no pueden soñar muchos norteamericanos, europeos o los ciudadanos de algunos países de América Latina que tienen la desvergüenza de presentar a Cuba como si tuviera alguna responsabilidad.

Ninguno de ellos pueden explicar cómo están sus presos y todos tienen presos políticos. Ninguno de ellos haría algo para salvarle la vida a alguien que se le ocurriese una locura semejante.

¿Tú puedes asegurarme a mí que no hay algún preso en Estados Unidos que se haya declarado en huelga de hambre? No podrías hacerlo, porque ningún medio de prensa se ocupa de dar esa información, pero tengo entendido que unos cuantos lo han hecho por desesperación ante las torturas y los martirios que le impusieron en la base de Guantánamo. ¿Y los que mandan a las cárceles secretas de las CIA en todo el mundo? Nadie puede tener la menor idea de cuantos han muertos de inanición o de torturas en esas prisiones.

En el caso cubano es muy sencillo. Rápidamente aparece la prensa, las cámaras y los micrófonos. Como hongos se reproducen. ¿Eso es casual? No, tiene que ver con la parte oculta de este plan de política encubierta.

 

(*) tomado de Cubadebate

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres