Blogia
THE OMAR HERALD

Hugo Cores, un luchador ejemplar

Hugo Cores, un luchador ejemplar

por William Puente (*)

Ha muerto Hugo Cores, uno de esos imprescindibles a los que aludía Brecht. 

Al velatorio, cumplido desde el viernes 8 en la sede central del Frente Amplio, concurrieron numerosos dirigentes políticos y sindicales y la plana mayor del gobierno uruguayo, entre ellos el vicepresidente Rodolfo Nin Novoa y los ministros de Trabajo, Eduardo Bonomi, de Cultura, Jorge Brovetto, de Ganadería, José Mujica, y de Interior, José Díaz. 

Cores, quien tenía 69 años al momento de su muerte, fue diputado, profesor de historia, investigador, periodista, ex vicepresidente de la central sindical uruguaya y ex secretario político del Frente Amplio. 

Perseguido político por los gobiernos autoritarios de su país, estuvo preso en 1974 en la cárcel de Sierra Chica, en Argentina, logró escapar en Brasil a un secuestro organizado por agentes del Plan Cóndor, la coordinación represiva de las dictaduras del cono  sur americano, en el que fueron apresados dos de sus compañeros, y vivió el exilio en Francia. 

Tras la caída de la dictadura en 1985 regresó al Uruguay, donde salió ileso de un atentado con bomba contra su automóvil. 

Cores dedicó sus últimos años a buscar la verdad sobre el destino de los más de 200 uruguayos desaparecidos durante la dictadura (1973-1985) y a reclamar el juzgamiento de militares que violaron los derechos humanos.

En 1993 encontró en un juzgado de Asunción, Paraguay, documentos de los llamados "archivos del terror", probatorios de la existencia del Plan Cóndor, y escarbó en una bolsa de arpillera para hallar, y lograr fotocopiar, papeles que llevaron a pistas sobre algunos desaparecidos. 

El ex diputado socialista Guillermo Chifflet, encargado de despedir los restos de Cores frente a la sede del Frente Amplio, lo describió diciendo que "en todas sus actividades fue un agitador, pero no sólo por su extraordinaria capacidad de trasmitir razón y emoción y despertar fervores. Agitador en el sentido que dio al término Francisco Juliao, impulsor de las ligas campesinas del nordeste brasileño". 

"Hugo fue agitador en el sentido de quien es capaz de poner los hechos ante el pueblo para provocar un debate franco, que permita interpretar la realidad y extraer experiencias", subrayó Chifflet. El féretro con los restos de Cores, llevado a pulso por sus compañeros, ingresó en medio de un sostenido aplauso al cementerio del Buceo, donde fue inhumado.  

(*) William Puente, es periodista y locutor uruguayo.   

Nota de la redacción: Mañana subiré al blog otra nota alusiva que me envió Ignacio Cirio    

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Zenia -

Omar, por el artìculo se puede entender que era uno de esos testimonios vivos que tenìa América Latina con el fuego del terror marcado en sus espaldas.
Hay tanta historia por contar al sur del Rìo Bravo.
Por aquì la vamos conociendo un poco màs.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres