Blogia
THE OMAR HERALD

La socialdemocracia vuelve a la carga

La socialdemocracia vuelve a la carga

 

  

El último número de Le Monde Diplomatique –Edicion de Cono Sur-, trae en la  tapa un titulo impactante “Hora de cambios en Cuba”, con una editorial firmado por el director Carlos Gabetta (Cuba después de la URSS) y una nota del sociólogo Pablo Stefanoni titulada “Hora de Cambios Revolucionarios”.

 

Quisiera detenerme en el editorial. Gabetta  critica al modelo cubano por sostener el régimen de partido único, por la economía planificada y centralizada, por la falta de debate interno, y por la represión de la disidencia. Pone en boca de un amigo cubano que “la perestroika debería haber empezado en Cuba”, medida con la que está de acuerdo. Después de lo que significó la política encabezada por Mijail Gorbachov en la URSS, cuya consecuencia fue la caída de la Unión Sovietica hoy administrada por mafias que se reparten el poder, que barrieron las conquistas sociales de 7 décadas, plantear como un avance para el socialismo cubano la “perestroika” es directamente una canallada.

 

A lo largo de la nota hace mención al bloqueo de Estados Unidos, pero lo empequeñece, a tal punto de sostener que una eficaz apertura económica (como hizo China)  lograría minimizar los efectos.

 Estas ideas no son nuevas en Gabetta. En la Revista Fin de Siglo (Buenos Aires, Noviembre-Diciembre de 1991), no solamente sostenía la misma posición de hoy sino que ampliaba: “A la luz de la experiencia de todos los países donde hasta hace poco imperaba el ‘socialismo real’, puede afirmarse que los dirigentes cubanos no han atacado en su IV Congreso ninguno de los tres problemas estructurales del modelo: Régimen de partido único, desaparición de la crítica y Economía totalmente controlada por el Estado”.

(..) Estos tres fenómenos están íntimamente entrelazados  y ejercen entre si una fuerza de acción-reacción que multiplica la gravedad de los problemas

(..) En términos económicos, los indiscutibles logros de la Revolución fueron posibles gracias a la masiva ayuda soviética. Fuentes occidentales calculan que entre créditos, donaciones, mecanismos de precios subvencionados y de otro tipo, Cuba ha recibido de la URSS 60.000 millones de dólares de ayuda en 32 años, sin incluir la ayuda militar, los prestamos a largo plazo, para la adquisición de bienes de equipo (15.000 millones de dólares) y las ventajas obtenidas de los acuerdos con la RDA, Checoeslovaquia y Hungria.

(..) El problema cubano es entonces una combinación de graves deficiencias estructurales del sistema y de una implacable e inadmisible intromisión extranjera, capaz de poner en aprietos a cualquier economía. Carentes de recursos energéticos, obligada a mantener una fuerza militar desproporcionada, y desprovista de sus mercados, créditos y ayudas tradicionales, la economía cubana se encuentra técnicamente al borde de la bancarrota. Teniendo en cuenta todos los aspectos del problema, no es posible ver como podría la Revolución Cubana evitar el destino de los otros países socialistas sin decidirse a una radical corrección del rumbo. Cuba padece claramente de todas las deficiencias del modelo. Con matices en algunos casos importantes, pero los padece. Y no podría ser de otra manera, porque es una régimen de partido único, porque no existe pluralismo verdadero, ni de partidos ni de  opinión, y porque la economía está totalmente planificada desde el Partido y el Estado ¿porqué el resultado de la experiencia cubana debería ser diferente de los demás, si el modelo es el mismo? 

Y acá hago un punto. Porque podría transcribir toda la nota, pero como muestra bastan estos botones. Esto escribía Gabetta  en pleno Periodo Especial, cuando la economía cubana se derrumbaba y su receta era muy clara: pasarse al capitalismo sin miramientos. La misma receta que tiene hoy. Cuando la economía cubana se recupera año tras año, cuando Cuba demostró que se puede enfrentar al Imperio en todos los terrenos, y sobre todo, cuando la dignidad de la Revolución es un faro que ilumina a todos los luchadores honestos que habitan el planeta.

 

Le Monde Diplomatique  tiene un director General que es Ignacio Ramonet, el mismo que hizo el reportaje “100 horas con Fidel”. Otro exponente de la socialdemocracia europea, que dicta cátedras revolucionarias tanto sea en Managua, Caracas o la Selva Lacandona.

 

 Para ellos la Revolución no es roja rojita. Más bien es rosa-rosita…    
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

11 comentarios

PCOE -

Un hueco a la razón
A la entrada del siglo XXI, el movimiento obrero español padece el mismo grado de explotación, humillación, desprecio y castigo que el capitalismo históricamente ha reservado para el mismo a escala internacional. La derrota del llamado campo del socialismo ha conducido a un estado de profundo autismo a los sectores mas castigados de la nueva sociedad esclavista. El nuevo marco internacional ha desactivado muchas organizaciones comunistas y ha castrado ideológicamente a un amplio abanico de grupos que dieron sentido a su lucha a la luz de la Revolución de Octubre.

Sin embargo, un especial referente para los pueblos de Latinoamericano lo constituye la revolución cubana. A pesar del incesante acoso del imperialismo contra la isla, Cuba abre caminos y esperanzas con la construcción y desarrollo del socialismo frente a la potencia imperialista más agresiva de la historia de la humanidad.

Otros pueblos, al calor de las victorias del pueblo cubano en la defensa de su soberanía y la consolidación de una política social al servicio de todo un pueblo, han iniciado un largo camino para liberarse del yugo imperial. A pesar de las fuertes posiciones de las burguesías y las contrarrevoluciones internas apoyadas por los EE.UU., estos países inician un proceso de cambios.

No obstante, el único país latinoamericano que ha derrotado a la contrarrevolución interna ha sido Cuba. Lo que posiciona a este país a la vanguardia revolucionaria y ejemplo de todos los procesos iniciados, no solamente en América Latina, sino en todo el planeta. Sólo la aplicación del socialismo, de las experiencias del marxismo leninismo, han podido obrar esta victoria.

Ahora, cuando los planes desde Miami están más aireados que nunca, cuando los planes de los mercenarios instalados en la Florida aparecen ridiculizados e incapacitados para dañar la Revolución. El imperialismo lanza una sutil campaña contrarrevolucionaria desde algunos medios de comunicación con incidencia en los sectores progresistas.

Una decena de intelectuales copan los medios políticos de divulgación, con una difusión inusual. Petras, Harnecker, Pedro Campos, Celia Hart y otros, parecen abanderar la lucha de los pueblos, con un lenguaje que parece sintonizar con los sectores de la izquierda. A ninguno se les conoce militancia alguna, es como si las organizaciones estuviesen de más. Plantean recetas mágicas para las revoluciones mientras su práctica no induce al compromiso militante.

En nuestro país, surgieron tribunas en internet para estos nuevos charlatanes de ferias. Kaosenlared, Rebelión, y otros, que no pierden el tiempo a la hora de censurar al PCOE en sus medios, mientras abren las puertas para que los pseudo- revolucionarios viertan mentiras sobre la revolución cubana.

Aplaudidos por reformistas, trotskistas y todos los "istas" de los cuales se vale el capitalismo, editan libros a bombo y platillos, participan en conferencias con un alto "caché", y elevan sus palabras a la altura bíblica.

Por nuestra parte, con los medios modestos de una organización comunista compuesta esencialmente por obreros, alzamos desde esta web nuestra voz en defensa de Cuba y de las experiencias ricas del movimiento obrero, escritas por sus luchas y por sus organizaciones. Abrimos una brecha al imperialismo y dejamos un hueco abierto a la razón.

Iskra Digital

Kriti Kong -

Descubrí este texto suyo por casualidad, y quiero dejarle una opinión, al margen de que este Gabetta, de extraño pasado en una orga de los setenta de ideas Troscas y praxis china, luego pasado a la actual socialdemocracia de diseño creada con plata alemana, no me caiga bien en absoluto. Algunos comentarios, en especial el primero de "Carlo", revelan una mentalidad idéntica a la de las derechas retrógradas latinoamericanas. Los regímenes comunistas suelen terminar en una mentalidad apolillada, caduca y cobarde ante los desafíos. Pobre Cuba si sus alternativas pasan por "Fidel o la Nada". He estado allí, y no me parece que el tal Castro sea mucho mejor que su predecesor Batista. ¡Y ha pasado casi medio siglo!

Diego -

La crítica al gobierno de Cuba no es por "intercambiar" con China sino por tomar la fórmula "capitalismo con partido único" para imaginar su futuro... qué gracioso hablar de "buscar su propio camino" después de al menos dos décadas de sovietiación que acabó debido al fin de la URSS y no por las ansiedades independentistas cubanas

Carlo -

"Los nuevos progresistas" están obsesionados con Estalín, citándolo donde no va, demuestran que son modernos y super democráticos.
Es una formulita bastante usada.
Estalin no es el creador de la filosofía Marxista ni mucho menos.
Es un dogma aferrarse a él para criticar ciertos modelos de izquierda que buscan sus propias fórmulas y las más de las veces en condiciones bien difíciles.
Ahora también les critican el intercambio con China. ¿Y con quién lo harían? ¿Con Júpiter, Saturno, Neptuno o Plutón?.
Nadie puede sobrivir solo sin vínculos de ningún tipo.
Los bloques económicos son indispensables y marcan el paso del siglo.
A algunos les gustaría que hubiera modelos bien solitos para que otros se los traguen facilito facilito.....
Por eso pican los pasos en la integración latinoamericana diferente al consenso de la Casa Blanca.

Jaime -

Che, increíble leer esos comentarios... De verdad, me asusta el estado de la izquierda revolucionaria y anticapitalista, y leer ese tipo de defensa acrítica de un régimen como Cuba. Por culpa vuestra, la izquierda está hecha mierda: hemos visto donde nos llevó la lógica vuestra del "o estás con nosotros, o estás contra nosotros". Al final, qué pasa che? pues miramos lo que nos conviene e intentamos esconder lo que nos disgusta. Y qué? Me parece grave leer que todavía existe gente que no sacó ninguna lección del estalinismo, sea siberiano o caribeño. Y creen realmente ayudar al proceso en Cuba y a los compañeros que todavía apuestan por la revolución a pesar de todo lo asqueroso que tienen que aguantar para eso? Che seguro uds habrían sido fieles defensores de los peores regímenes totalitarios que se autonombraron "comunistas"... Pucha, están tan enamorados de los burócratas (será por el traje o el bigote?) que ni siquiera pueden observar frialmente lo que habla el tal Diego: la restauración paulatina del capitalismo, que supuestamente uds odian más que sus papás... Terminaré con una pregunta: será fidel tan boludo como perder cien horas de su vida con un "socialdemócrata" como Ramonet? De verdad, me cago de la risa... Saludos anticapitalistas, libertarios y revolucionarios,
Jaime, que sigue luchando para otros horizontes emancipatorios, que seguro no tienen nada que ver con los vuestros... Viva Cuba revolucionaria... y libre, carajo!!!

Diego -

Mientras el régimen cubano nos entretiene con la "invasión" ahí nomás y fraseología hueca sobre la revolución, avanza a paso firme hacia un capitalismo a la china controlado por las FF AA. (es cierto, no por las mafias) Pero para algunos "izquierdistas" esto no es problema, se ve lo que se quiere ver.

Diego -

Parece que la nostalgia por los regímenes soviéticos sobrevive al tiempo

Zenia -

¡Excelente artículo¡. ¡Cuántos detalles aporta Rubén quien tuvo "la suerte", o la desgracia de conocer a tan ilustre personalidad.
Ese señor seguramente no ha escrito nada acerca del silencio europeo ante las torturas en aviones que vuelan sobre Europa. Seguro ellas encajan en el "progresismo mundial" que aprueba "las torturas buenas y democráticas".
Seguramente encontraría muy defensora de los derechos humanos una invasión a la isla como la que emprendieron contra Irak y como la que tienen reservada para Irán, país que no puede desarrollar la enrgía atómica con fines pacíficos, en tanto Israel tiene todo tipo de armas en cuyo desarrollo ha estado la mano de Estados Unidos.
La geopolítica mundial necesita ser cambiada y personajes como el tal Gabetta retrasan esa urgencia.

Rubén -

Excelente mirada sobre un tipo canalla y cobarde como Gabetta y lo digo por conocimiento de causa, por haber sido "alumno" suyo y por haber sido estafado por él. Gabetta es en todo caso un reflejo del "progresismo" mundial que no tiene huevos para decir: somos de izquierdas y nos comportaremos como tales. Socialdemocracia pura y dura, tercera vía de Guidens. Desprecian lo popular y tiñen de populismo cualquier intento de cambio en América Latina. Canalla la actitud de Gabetta en un momento crucial de la historia latinoamericana. Justifica sin decirlo (no tiene huevos para hacerlo) una posible invasión estadounidense a Cuba (y porque no a sus vecinos venezolanos). Callana Gabetta y el progresismo mundial, que cuestiona a Cuba sin mirar su propio culo. Hablan de Derechos Humanos, pero ¿Qué país del mundo occidental, progresista y cristiano defiende 100% los DDHH? En Cuba hay educación, hay salud y hay una revolución que lucha en la soledad de un feroz bloqueo. Gabetta se ha quedado dormido en los sueños socialdemócratas de la Europa en la que vivió. En esto, el hombre se muestra muy francés... muy... canalla.
Un saludo

Carlo -

Cubanólogos siempre han sobrado: muchos le dictan a Cuba qué hacer, donde se traban es en el cómo y con qué.
Si Cuba hubiera seguido las recetas que le daban durante el inicio del llamado período especial, ya habría un interventor yanqui al estilo Roselló en Puerto Rico sentadito en La Habana preparando legajos para instaurar un TLC o quien sabe qué invento imperialista.
Si se hubiera abierto el país a la "democracia", pulularían la pornografía infantil, las pandillas juveniles, las drogas.
En América Latina los muchos partidos han aportado bien poco al cambio de la realidad de las mayorías.
¿Por qué no hablan de otros modelos como el de Arabia Saudí?
Esta socialdemocracia desde lso viejos tiempos no cambia: le sonríe a la izquierda y se acuesta con la derecha.


silvia -

Muy buena la nota.Festejo la memoria que te acompaña, creo que no hay otra manera de salir al futuro,de construir una alternativa periodística constructiva. De intentar develar una trama social que cada día pareciera empañarse más.Suerte y Adelante.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres