Blogia
THE OMAR HERALD

Fidel está bién y recuperándose

Fidel está bién y recuperándose


 

José Luis García Sabrido, jefe de cirugía del hospital público madrileño Gregorio Marañón, ha confirmado hoy que el comandante Fidel Castro no tiene cáncer ni ninguna afrección maligna, después de haber atendido durante estos dias al dirigente revolucionario cubano en su residencia de La Habana, en la que convalece de la enfermedad 


Según el jefe de cirugía del Hospital Público Gregorio Marañón, José Luis García Sabrido, Fidel Castro no sufre de cáncer ni de ninguna otra enfermedad maligna, sino que se trata de un proceso intestinal benigno que ha tenido algunas complicaciones y del que se está recuperando magnificamente. 


Después de haber atendido en su residencia de La Habana al dirigente cubano, García Sabrido ha dejado claro que Fidel no requiere en la actualidad otra intervención quirúrgica ya que "la actividad del presidente es excelente". 


Fidel Castro no padece ningún tipo de cáncer ni ninguna otra afección maligna y no requiere en la actualidad otra intervención quirúrgica ya que la actividad del presidente es excelente y su estado general mejora de forma notable. Los quebrantos de salud que ha tenido son solo producto de los problemas surgidos tras la operación a que fue sometido después de sufrir una hemorragia intestinal. 


García Sabrido ha subrayado que Castro está en proceso de recuperación, y ha desvelado que dicho proceso incluye rehabilitación muscular, nutrición y una limitación temporal de su actividad, uno de los grandes problemas que se encuentra su equipo médico, porque no para de trabajar. 


El cirujano español explicó que había aprobado sin condiciones el tratamiento que los médicos cubanos están aplicando a Castro. "Puedo asegurar que, básicamente, todo lo que tiene el presidente Castro en su estrategia y logística terapéutica ha sido considerado por mí como muy bueno 


Es la conclusión del jefe de Cirugía del Hospital Gregorio Marañón, José Luis García Sabrido, quien ayer, recién llegado de La Habana, concedió una rueda de prensa en Madrid para explicar los resultados de su viaje. El reputado cirujano español aseguró que el estado de salud del comandante es bueno y destacó su actividad intelectual: "excelente", "intacta", "fantástica". "Me asombró la capacidad de relato de anécdotas personales o históricas que pudo compartir conmigo", señaló el cirujano. 


Su condición ahora es estable y está en un excelente proceso de recuperación paulatina", añadió. 


El diagnóstico del cirujano español no prevé más que un escenario: el de la total recuperación de Fidel. 


Lo que le ocurre a Fidel es un cuadro clínico normal de un paciente que ha tenido problemas posoperatorios que van en una resolución lenta pero progresiva y segura", declaró García Sabrido. El médico explicó que, en todo caso, los límites de esa recuperación son los de una persona que, como Castro, acaba de cumplir 80 años, y que solo de él dependerá la decisión de volver a gobernar en caso de alcanzar una recuperación más o menos plena. Eso, que esté en el futuro en posición de contemplar la decisión de retornar al poder, no es, según García Sabrido, una quimera. "Quiere volver a su trabajo cada día", dijo. 


El proceso de recuperación del presidente cubano, añadió, incluye "rehabilitación muscular, nutrición y limitación de su actividad". 

El facultativo ha añadido que no ha recomendado cambios importantes en el tratamiento que se le da actualmente al presidente cubano. 

Tomado de Viejo Blues  http://www.viejoblues.com/ 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

Mirta -

Hola amig@s. Retomo mi participación luego de algunos problemitas con mi PC.
Omar, excelentes todos los artículos que subiste.
Puntualmente, con respecto a este último me parece que, por momentos, nos olvidamos de algo para mi importante: al margen de que se lo quiera o no a Fidel (políticamente) es de muy mal nacido olvidar que es un ser humano y como tal, amerita ser cuidado en su salud con todo lo que la ciencia cuente hasta el momento.

cacho -

Hola amigos como estan, bueno la verdad no logro descifrar la nota del amigo vagabundo, primero dice que curso la especialidad ,no aclara cual ,segundo denota en su escrito que si verdaderamente es medico ,tiene que entender que hay razones que van mas alla de la politica y se llama etica ,o en el caso de los medicos juramento hipocratico ,no entiendo que quiere decir con esas palabras de mastodonte dubitativo.
Pero bueno no importa ,lo que importa que un medico se olvido de la politica y acudio presuroso al pedido de auxilio de un enfermo .
O resulta que ahora se atiende a la gente por la forma de pensar y de politica que tiene imaginen que si eso sucediera , seria gravisimo ya que no cumplirian con el juramento antes mensionado .
Quizas vos vagabundo primero le preguntas como pienza a tus pacientes y luego los atendes , pero un medico de verdad esta mas alla de eso un medico de en serio esta enrolado en los medicos sin fronteras llendo donde lo nesecitan de forma desinteresada pero ,claro a lo mejor vos sos de esos que atienden gente bien y de fortuna y te intereza el dinero nada mas.
El doctor que acudio al pedido de Fidel lo hizo humanitariamente y sin miramientos como se debe a un facultativo de verdadera excelencia , por eso señor Garcia Sabrido gracias por cumplir con su vocacion de medico ,atender al lider revolucionario mas grande de la histoia. y a los demas como vos vagabundo, segui vagabundeando porque como medico ni a los talones le llegas a este señor ni mereces llevar ese titulo , que triste es que un medico elija a quien atender por como pienza ,que triste que lo tuyo sea negocio y no sanitarismo a dispocision del dolido . Bueno amigos me despido y cmo siempre digo hasta la victoria siempre....a me olvidava vagabundo el pueblo cubano no busca jefe por que el socialismo no tiene jefes los pone el pueblo y como tal todos se subordinan al elegido cosa que los fascistas de franco no entenderian porque son mandados como rebaños de ovejas ,por eso viva Cuba y viva Fidel y el pueblo cubano .

Vagabundo -

Madrid-La Habana: Encarnizamiento terapéutico

Realicé la especialidad en el Hospital Gregorio Marañón de Madrid, el antiguo Provincial -y menos antiguo Generalísimo Franco, como muchos de los pacientes de mayor edad aún le denominan. Los recuerdos de la etapa de residente son para un médico los más duraderos, y tengo entre los míos haber estado integrado en la monumental y caótica mole del mayor hospital de Europa, mastodonte dubitativo y en constante cambio. Por eso me viene ahora a la memoria cómo las políticas internas del Hospital siempre estuvieron vinculadas a obtener el plácet de los políticos “provinciales” (incluso antes de asumirse por las Autonomías las transferencia de la Sanidad, pues el "Provincial" no dependió nunca del INSALUD, sino de la Diputación de Madrid), y que la politización del Centro era de una variante más pragmática que ideológica. El ejercicio de la Medicina allí siempre estuvo amenizado por las pequeñas ambiciones, que eran el origen de una política patatera; en mis últimos años en el Hospital las guerras entre los diferentes Servicios y dentro de los mismos eran libradas siempre con la vista puesta en la Consejería.

García Sabrido, buen cirujano, estaba adscrito a la facción socialista del Hospital, como uno de los pocos leales a muerte a Sabando, último Consejero de Sanidad del PSOE. Creo que es plausible imaginar que haya sido la recomendación de Felipe González, que hacía llamar a Monclóa con frecuencia a los especialistas del Marañón más afines, la más determinante en la elección de Sabrido por parte de la Inteligencia Cubana como cirujano de máxima confianza para una intervención que ya no se prevé que sea mucho más que un embalsamamiento. Nuestro hombre en la Habana tendrá por delante un difícil papelón del que no puede salir más que escaldado. Ninguna decisión médica puede estar basada en la ética médica en medio del akelarre de la nomenklatura cubana, y no parece que al especialista le vaya a ser permitido sugerir un abordaje simplemente paliativo para tan terminal enfermo: no ha sido llevado a Cuba para eso. En esta hora, mucho más útil que su trayectoria de cirujano ha de serle su habilidad para la intriga -en la que tan ducho ha de ser todo jefe de servicio del Marañón- cuando tenga que desenvolverse entre las camarillas del Partido y toda decisión clínica tenga primero que superar el entramado de obstáculos que forman la obediencia castrense, las ambiciones soterradas, los odios intestinos, y el insuperable miedo a un futuro sin Jefe o a un Jefe sin futuro.

Clara -

Buenas nuevas para el lado izquierdo.

colibri -

que gran noticia, ahora es que hay Fidel para rato...
Vida y Salud para Fidel!!!

norelys -

Eso duele en Miami
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres